5 grandes problemas de Android que te molestan: ¿los resolverá Google?

Android es un gran sistema operativo móvil, pero tiene cosas por pulir, detalles que molestan a los que lo usamos a diario. ¿Cuáles son estos grandes problemas?

Android es el sistema operativo más usado en los smartphones. Su desarrollo depende de Google: su Android es el que se proporciona a los fabricantes para que después lo modifiquen. Aquí hablaremos de ese Android básico.

He preguntado a nuestros lectores cuáles son los problemas que más les molestan de Android. He puesto los cinco más destacados en esta lista, junto con soluciones que Google podría aplicar en las próximas versiones de Android.

Que no puedas quitar aplicaciones que vienen de fábrica

Cualquier fabricante puede poner sus propias apps en Android. No hay una manera fácil de borrarlas. En las últimas versiones de Android se pueden deshabilitar, lo que equivale a ocultarlas, pero si quieres borrarlas necesitas hacerle root al teléfono, esto es, obtener permisos de superusuario (como si fueses el Administrador en Windows).

Hay apps que no puedes quitar, sino únicamente deshabilitar (y eso solo en Android 4)

¿Es la culpa de Google? Sí y no. Al ser un sistema abierto, cualquiera lo puede tomar y modificar, es cierto. Pero también es cierto que Google podría entonces facilitar la obtención de permisos de administrador, sin tener que cambiar el sistema operativo o arriesgarse a anular la garantía.

Que no puedas elegir qué silenciar para que no moleste

Si le quitas el volumen al teléfono, se lo quitas a todo. Cuando pones el teléfono en modo vibración, todo vibra. No puedes decir, por ejemplo, que WhatsApp calle mientras el tono del teléfono se oiga a todo volumen. Para controlar al dedillo los niveles de sonido dependes de las opciones de cada app o fabricante.

SmartVolume permite modificar el volumen de llamadas y notificaciones por separado

Lo que ahora solo puede hacerse con apps como LightFlow o SmartVolume debería estar integrado en las próximas versiones de Android para que el control de lo que nos pide atención fuese más detallado. Eso sin olvidar el modo “No molestar”, otra característica que en el Android base no está presente y que por ahora debe añadirse con apps como Do Not Disturb.

Que no puedas controlar los permisos de cada aplicación

En Android no puedes controlar los permisos de cada app. Cuando instalas una app nueva, Android te informa de los permisos que necesita, que debes aceptar o rechazar en bloque. No tienes la posibilidad de decir qué quieres permitir y qué no. Así es más sencillo, sí, pero te da menos control sobre la seguridad.

Con AppOps puedes decidir qué permisos autorizar y cuáles denegar para cada app

Google introdujo en Android una funcionalidad llamada AppOps que permitía decirle a una app qué permisos podía usar y cuáles no a través de interruptores, pero se quitó, quizá para evitar problemas con los autores (a nadie le gusta que le desactiven la publicidad). Por ahora, solo se puede reactivar AppOps a través de apps no-oficiales.

Que el móvil se quede sin espacio y no use bien la tarjeta SD

La variedad de teléfonos Android es abrumadora, y lo mismo podemos decir de las cantidades de espacio que ofrecen. Algunos teléfonos tienen tan poca memoria interna que tras instalar cuatro apps ya aparece el temido mensaje de “no queda espacio”. Y entonces hay que borrar archivos o recurrir a utilidades que mueven apps a la tarjeta SD.

FolderMount soluciona los problemas de espacio SD interno, pero requiere root…

Que Android no facilite el movimiento completo de una app a la tarjeta SD ni tampoco proporcione una opción accesible para instalarlas todas en la SD por defecto es grave. La respuesta a este enigma radica en la variedad de apps y teléfonos Android: una opción así para todos quizá generara problemas. Pero tampoco cuesta nada añadir una opción experimental.

Que no haya todavía integración nativa con el Escritorio

Una de las aplicaciones más populares para Android es AirDroid, que permite usar el teléfono desde el navegador, acceder a sus archivos, etcétera. Android no lleva nada parecido de fábrica. Otra app que está causando sensación es Pushbullet, que permite intercambiar archivos, enlaces y notificaciones fácilmente con Windows.

Pushbullet es un aplicación brillante para conectar teléfono y PC para intercambiar datos

También en este caso, Google deja que sean apps y fabricantes los que decidan. No hay, por ejemplo, una suite de sincronización oficial, sino utilidades como Kies o LG PC Suite. Google tiene la infraestructura para hacer posible algo como Kies, AirDroid o Pushbullet con su sello. Que veamos algo así en Android no depende solo de los fabricantes.

Al final la culpa es de todos y no es de nadie

Cuando pasa algo con un iPhone o un Lumia, el responsable es claro: Apple o Microsoft. Pero si tienes un Android y la batería de tu móvil dura muy poco, o si el navegador va lento, la cosa ya no está tan clara. Puedes echarle la culpa al fabricante, a Google, o incluso al autor de las aplicaciones por no haberlas optimizado para miles de móviles distintos.

El mundo Android está tan fragmentado que es difícil distinguir entre los problemas que dependen de Google y los que dependen de otros. Si Samsung añade muchas aplicaciones inútiles a sus teléfonos, por ejemplo, la culpa no es de Google. Pero es cierto que Google podría ponerlo más fácil para eliminar esas aplicaciones en Android.

Si Google no ha solucionado estos problemas en Android es porque la solución generaría descontento y problemas enormes para fabricantes y autores. Android, en este sentido, se está acercando a un límite que solo puede superar a través de una unificación forzada. Y es que no se puede ser el sistema operativo de todos y contentar a todos a la vez.

¿Qué problemas te molestan más de Android y te gustaría ver resueltos?

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas