Tras un año de larga espera desde su anuncio, por fin llega a nuestra nintendo 64 la secuela del gran juego de motocross de la vieja NES: “Excitebike”.

El clásico de NES renovado

Esta secuela sigue las premisas básicas jugables de su antecesor pero usando toda la capacidad grafica de la 64 bits de nintendo, ofreciendo un gran juego.

El objetivo del juego es correr a través de sus circuitos realizando increíbles piruetas aéreas a la vez que intentamos llegar a la cabeza de la carrera, para así abrir todos sus circuitos y extras. Cabe destacar que entre los numerosos extras se encuentra la posibilidad de jugar a una versión completa del “Excitebike” de NES.

Un control excepcional
Este es uno de los juegos mas divertidos de nuestra nintendo 64, gracias a un control intuitivo desde los primeros minutos de juego. La respuesta del stick analógico es perfecta, con lo que nos podremos desplazar suavemente por todos los circuitos mientras intentamos conseguir el primer puesto.

Por otra parte, las acrobacias se realizan con bastante facilidad, todo y que, como en todos los juegos, hay algunas que son mas complicadas o casi imposibles de hacer. A todo esto se le debe añadir una dificultad muy adecuada, la cual ni transforma las carreras en un paseo ni en algo imposible de ganar.

Además disponemos de un gran numero de modos de juego, de los cuales el principal es el modo temporada en el cual disputamos una serie de campeonatos para poder conseguir todos los circuitos y todos los extras. Después, además de un modo versus (hasta para cuatro jugadores) y un time trial en el que batir nuestros records, tenemos el modo special tracks en el que participamos en las pantallas de bonus y el completísimo modo custom track, en el cual podemos crear una pista totalmente nueva con un completísimo y sencillo editor de circuitos.

En las carreras especiales podemos participar en una exhibición de acrobacias, una carrera por el desierto, jugar al viejo excitebike y a una versión de este en 3-D, y hasta podemos jugar un partido de fútbol sobre nuestra moto. Este modo dota al juego de una variedad increíble.

Calidad grafica y sonora increíble
Gráficamente este cartucho es de lo mejor que se puede ver en nintendo 64, ya que incluso poniendo el modo a baja resolución, la calidad de las texturas y el nivel de detalle son impresionantes, si además le ponemos el modo en alta resolución, la calidad se dispara (aunque el juego pierde velocidad en este modo). En cuanto a los circuitos, decir que están muy bien recreados, y ofrecen mucho atajos y caminos alternativos.

El apartado sonoro esta a la altura de las circunstancias. Podemos destacar de este los sonidos del motor de las motos, el cual es de lo mas realista que he oído nunca. Las músicas todo y estar bastante bien, y ser muy adecuadas para la ocasión, quedan en un segundo plano enfrente del impresionante rugido de las motos que nos acompaña durante todas las carreras.

Nuestra opinión
Estamos ante uno de los mejores cartuchos de nintendo 64 y ante el que es, para mí, el mejor juego de motos de los que han salido en todas las plataformas existentes, ya que ofrece una altísima calidad grafica y sonora, un control asequible para todo el mundo y una increíble cantidad y variedad de modos de juego. Todo esto hace que sea un juego muy divertido y variado que ningún usuario de nintendo 64 se puede perder.

Lo mejor
Sus gráficos, su jugabilidad, su capacidad de diversión, etc. En resumen todo.

Lo peor
En alta resolución el juego pierde velocidad

Cargando comentarios