Gaming

Análisis de Lies Beneath: Un genial survival horror con estilo comiquero

Lies Beneath es un genial survival horror VR para la familia Oculus que sabe cuándo asustarte, cuando subirte la adrenalina con acción… Aunque su gran baza es la tensión constante que te impone gracias a su inteligente gestión de recursos. La guinda visual del pastel es una presentación muy comiquera que te dará la sensación de estar jugando a un episodio de Tales from the Crypt.

Vas a empezar la aventura girando páginas de un cómic. Este primer número, de una estética muy noir, te explicará cómo la protagonista y su padre sufren un accidente de coche justo cuando este iba a revelarle algo importante. Cuando Mae recobra el sentido, su padre ha desaparecido. La única pista: un escabroso reguero de sangre que se pierde por las cuevas de Alaska. Su único objeto para vencer a la oscuridad: un mechero.

La historia seguirá contándose a través de ventanas de texto, bocadillos de diálogo… Muchas veces estos elementos estarán integrados en el entorno. Te harán sentir como un auténtico héroe de cómic.

Los mejores survival horror son aquellos que te hacen arrepentirte por cada bala que has fallado, ya que los recursos van contandos. Lies Beneath es un buen ejemplo de este tipo de jugabilidad gracias a su sistema de inventario. Solo puedes tener cinco objetos cada vez: el mechero estará siempre a la altura de tu pecho, un objeto en cada uno de tus dos bolsillos laterales, y dos objetos más que puedes llevar en tus manos. ¿Qué harás? ¿Intentarás llevar siempre el mechero en tu mano para llevar un sexto objeto? ¿Meterás un bocadillo en el bolsillo por si acaso te hiere un enemigo o prefieres llevar el revólver? Poco a poco, esta mentalidad de tensa escasez se ampliará: clavarás hachas recién encontradas en tablones de madera cercanos como última medida por si te atacan por sorpresa; recogerás trampas de osos y las utilizarás para emboscar a los monstruos… Es un sistema excelente que provoca que casi nunca estés tranquilo.

El juego sabe que intentas ser previsor y conservador, así que te tenderá trampas cada dos por tres. Cambiará el escenario o el ritmo para que tengas que dejar objetos detrás o no tengas más remedio que usar estas balas que llevabas media hora guardando. 

No todo es mala sangre, claro. Tendrás momentos de respiro o ayudas. Podrás recuperar tu salud y reponer munición en hogueras. Hay linternas repartidas por el juego que sirven de checkpoints rápidos. Asimismo, si exploras por las fases encontrarás objetos que ampliarán los recursos que encontrarás en próximas hogueras.

Lies Beneath es un juego lineal de 6-8 horas (dependiendo del modo de dificultad) con algunos desvíos con contenido opcional. Que no te decepcione su linealidad: su jugabilidad está sabiamente medida para que a cada 15 minutos te encuentres con una situación diferente, te enfrentes a nuevos enemigos o llegues a otra localización. Pese al estrés, la tensión y los sustos, quieres seguir jugando.

El sistema de combate es enérgico pero fácil de aprender. Al contrario que otros shooters actuales, recargar en Lies Beneath es tan fácil como abrir y cerrar la cámara de tu pistola. Puedes lanzar tus armas de cuerpo a cuerpo contra enemigos. Puedes arrancar las armas que tienen pegadas en el cuerpo para reutilizarlas (con el peligro que ello implica)… En cuanto a los enemigos, hay mucha variedad y se van tornando más grotescos y extraños conforme avanzamos en la aventura.

Los sustos son muy creativos. No he podido evitar musitar un “pero qué listos” después de soltar un gritito o de echar el cuerpo hacia atrás. Muchos de ellos utilizan el mechero de forma original. Eso sí: estos momentos están muy dosificados. La gran parte de tu miedo en Lies Beneath vendrá de quedarte sin balas o de fallar un lanzamiento y quedarte sin hacha.

En cuanto al factor comodidad, Lies Beneath es una gran experiencia VR. Tiene multitud de opciones de movimiento, aunque el teletransporte ha sufrido un cambio; no es automático sino que controlar un circulito rojo que se mueve lentamente por el lugar mientras decidas dónde quieres ir. Es una decisión lógica ya que evita que puedas escaquearte rápidamente de los enemigos o de las situaciones peliagudas. Puedes jugar sentado sin problemas, los controles funcionan a la perfección… 

Si hay algo que Lies Beneath podría mejorar, es su variedad de localizaciones. Sobre todo al principio del juego. Al tener lugar en Alaska, entiendo los parajes nevados, la niebla, los bosques, las cuevas… El problema es que todos estos entornos comparten los mismos colores, y te puede dar la sensación de no estar moviéndote del sitio. Además, este tipo de lugares no exprimen al máximo la estética comiquera. La segunda mitad de la aventura es más variada, por eso.

Lies Beneath es una experiencia VR de terror y supervivencia completa, pulida y variada. Si tienes ganas de enfrentarte a las fuerzas del mal y de sudar la gota gorda, no lo dudes ni un instante. Aunque ten mucho cuidado de encender una luz en la oscuridad. Puede que no te guste descubrir lo que yace en las penumbras.

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios