EyePet y sus amigos, el doble de mascotas y diversión para Move

La realidad aumentada y las mascotas virtuales regresan más sociales que nunca a PS3 con EyePet y sus amigos, donde dos jugadores interactuarán simultáneamente haciendo uso de Move.

EyePet, la mascota virtual de PS3 y PSP se ha propuesto ponérselo difícil un año más a los Kinectimals de Xbox 360 (con o sin pandas) y convertirse en el regalo favorito de los más pequeños de la casa. Pero no es suficiente regresar cual turrón en Navidad y Sony ha querido mejorar la fórmula del éxito. Si en su portátil muestra su faceta más aventurera, en PS3 busca hacer del juego algo más social. ¿Recuerdas aquello de donde caben dos, caben tres? Ya puedes hacer un hueco más en tu habitación porque EyePet vuelve dispuesto a repartir cariño, lealtad y amor virtual aunque, en esta ocasión, no viene sólo.

http://www.youtube.com/watch?v=c6dZ1u_8AgM

Como toda buena secuela, EyePet y sus amigos es una versión mejorada de su predecesora, de hecho, podríamos decir que es el doble que su primera parte ¡literalmente! Y es que ahora no sólo vamos a poder tener a una mascota en pantalla, sino a dos de ellas, abriendo así un nuevo universo de posibilidades que por primera vez permitirá que disfruten dos amigos. Ahora los EyePet parecerán más vivos porque, además de reaccionar ante ti, nunca pues no sólo reaccionarán ante ti, también interactuarán entre ellos al más puro estilo Furby.

Con toda la simpatía de su anterior entrega, EyePet y sus Amigos recupera la sencillez y control intuitivo que, gracias a Move, hará que en un abrir y cerrar de ojos empieces a enseñarle truquillos a tu mascota sin necesidad de deambular por complicados menús. Sony aprendió de Kinectimals que, en los juegos de mascotas, lo principal es olvidarnos del mando para sentirnos parte de la vida del animalillo virtual.

La jugabilidad de EyePet y sus amigos es igual que la de su primera entrega. Primero deberemos asistir al nacimiento de nuestro nuevo cachorrito y Move en mano completaremos unos minijuegos muy básicos para calibrar tanto el mando como el juego. Esta secuencia es especialmente importante porque, dependiendo de cómo calibremos el juego, EyePet responderá mejor o peor a nuestras acciones. Tras ello sólo queda nombrar a la mascota, decidir cuál será su cumpleaños y ¡voilá! Ya tenemos nuestro propio EyePet.

En EyePet y sus amigos podremos jugar con dos EyePet en pantalla.
En EyePet y sus amigos podremos jugar con dos EyePet en pantalla.

Uno de los puntos fuertes del juego es que está pensando para los más pequeños, un público bastante ignorado en PS3. El tutorial del juego por tanto es sencillo, ameno y no sólo está excelentemente doblado al castellano sino que además no resulta cansino por su variedad. Con éste aprendemos todas las opciones y posibilidades interactivas de EyePet y sus amigos, que si bien son las mismas que las de su primera entrega, siguen siendo muy completas y todavía visualmente sorprendentes. 

EyePet y sus amigos es esencialmente un juego carente de objetivo final y en el que sencillamente deberemos disfrutar con nuestra mascota y compartirla con alguien, ya sea en el mismo salón de tu casa como a través de Internet. Cuidaremos, lavaremos, daremos de comer y nos desviviremos para que nuestro EyePet sea el más guapo de la comunidad online. Todas estas acciones se realizarán de una forma mimética a su anterior entrega, aunque eso sí, con una respuesta mejorada puesto que ahora, nuestra mascota reconoce mejor todos nuestros comandos.

Compite online para demostrar quién tiene el mejor EyePet
Compite online para demostrar quién tiene el mejor EyePet

La mejora más que sustanciosa y que hace que no estemos ante un simple EyePet 2.0 es que si sois más de uno en casa podéis jugar simultáneamente con vuestros respectivos EyePet y participar juntos en los cuidados y los minijuegos de las mascotas. Se terminó jugar en petit comité con vuestra mascota pues a partir de ahora puede demostrar al mejor estilo Pokémon quién ha sido el mejor entrenador o cuál EyePet es más listo que el otro. Teniendo en cuenta la naturaleza competitiva que hay entre hermanos, esta ha sido una apuesta segura por parte de Sony. 

La personalización es otro de los aspectos más atractivos del juego, puesto que hay posibilidades casi infinitas de hacer que nuestro EyePet sea distinto al resto. Si te gusta la moda vas a poder poner a tu mascota a la última con cientos de accesorios que van desde sombreros y gafas de dudoso gusto hasta ropitas varias y disfraces tan estrafalarios como trajes de princesa y caballero medieval –con armadura y yelmo incluido-. 

Todos los desbloqueables, como es el caso de los accesorios, pueden obtenerse al conseguir fichas que recibimos al completar minijuegos siempre y cuando consigamos una buena puntuación. Podemos coleccionar accesorios, muebles, juguetes… todo lo necesario para divertirse de lo lindo jugando con nuestro EyePet. Eso sí, no os esperéis grandes retos o desafíos innovadores, pues todos ellos son muy clasicotes y sencillos de jugar.

Los minijuegos por tanto se convierten casi al instante en el divertimento favorito de EyePet y sus amigos. Con apenas un par de movimientos de Move accedemos a éstos con la Caja de Juguetes, ese mágico lugar donde se esconden las actividades a compartir con nuestra mascota. Encontramos juegos de todo tipo –básquet, pesca, tiro, conducción…– que al igual que todo el juego se adaptan al espacio en el que estemos jugando.

Enocntraremos toda clase de mini juegos en EyePet y sus amigos
Enocntraremos toda clase de mini juegos en EyePet y sus amigos

También tenemos el Centro de Creatividad, donde se pone a nuestra disposición una serie de bloques para que construyamos circuitos y nuestra mascota pasee por éste. El centro de creatividad es especialmente original en relación a lo visto en otros juegos de de similares características, puesto que aquí no sólo podemos construir y jugar con lo que nos ofrece el juego, sino que podemos crear nuestros propios objetos simplemente dibujándolos. Así que si echáis de menos algún una pelota, un muñequito o un coche tan sólo tenemos que dibujarlo y trasladarlo al mundo de EyePet y sus amigos.

Finalmente, encontramos el Modo Recreo, que aunque no resulta nada sorprendente, sí es especialmente divertido pues hace un uso muy correcto de Move. Nuestro controlador se convertirá en infinidad de objetos, como por ejemplo una pistola de agua, un láser, un secador/ventilador… Quizá al principio a los EyePet no les parezca tan divertido como a ti que les acribilles a disparos de agua pero tras unos minutos se iniciará una entrañable batallita donde mantenerse seco será un reto.

Convierte a tu EyePet en el más original de la comunidad online
Convierte a tu EyePet en el más original de la comunidad online

Gráficamente EyePet y sus amigos recupera la simpatía y el colorido del juego original aunque no presenta ninguna mejora destacable a su primera entrega. La física del juego, por el contrario, ha estado concienzudamente trabajada por Sony y esto puede verse a simple vista. Los objetos se mueven con una verosimilitud casi mimética con la realidad y es especialmente destacable el efecto del agua, siempre tan complicada de emular de una forma verosímil. 

En cuanto al apartado de sonido, su banda sonora no es memorable y tan sólo está presente como fondo ambiental para acompañar al juego y evitar silencios incómodos. Merece una especial mención el doblaje al español, pues es sencillamente excelente.

Eyepet y sus amigos es ideal para jugar en grupo
Eyepet y sus amigos es ideal para jugar en grupo

El doble de diversión con el doble de EyePet

EyePety sus amigos recupera el encanto y la jugabilidad de EyePet multiplicándola por dos. Puliendo sus características y en especial el control con Move –ahora responde mucho mejor- esta secuela del juego de mascotas virtuales de Sony tiene muchos puntos para convertirse en el divertimento favorito de los más pequeños de la casa.

Al decir pequeños, enfatizo el plural pues esta entrega solventa uno de los mayores problemas del primer EyePet. Todos los que tenemos hermanos bien sabemos lo odioso que era tener que compartir nuestros juguetes o hacer turnos para jugar a la consola. Ahora, con dos EyePets simultáneos en pantalla, esto se soluciona y dos niños y no tan niños pueden jugar juntos y cuidar a sus mascotas al mismo tiempo. Todo un acierto por parte de Sony.

Desgraciadamente, el juego no es perfecto y puede decepcionar a muchos, puesto que aparte de permitir jugar con dos EyePet, no incluye ninguna novedad notable por lo que podría haber sido perfectamente un DLC del primer juego. Otro de los puntos que desmerecen el juego son las eternas pantallas de carga y, sobre todo, la mala calidad de la cámara de Move.

Aún con fallos, éstos no consiguen restar jugabilidad y encanto a un título que, con un precio de 26.99€ cumplirá los sueños de todos los que año tras año piden sin perder la esperanza un perrito por Navidad.

Cargando comentarios