Publicidad

Noticias

Análisis de Skull and Bones: el cuádruple A de Ubisoft que llevamos esperando una década

Arriad las velas y levad anclas, que se viene una review muy esperada

Análisis de Skull and Bones: el cuádruple A de Ubisoft que llevamos esperando una década
Chema Carvajal Sarabia

Chema Carvajal Sarabia

  • Actualizado:

Recuerdo con nitidez el día en el que Ubisoft anunció, por primera vez, el Skull and Bones. Era el E3 de 2017, yo estaba cubriendo la conferencia para un medio internacional y todos nos levantamos del sofá al ver las velas negras de los barcos pirata surcando los mares.

Skull and Bones DESCARGAR

Este juego era la respuesta a un juego que había funcionado de maravilla un lustro antes, en 2013 exactamente, y que se llamaba Assassin’s Creed Black Flag. Los fans puristas de la saga de los Asesinos criticó mucho el juego, pero los jugadores de a pie disfrutamos de lo lindo navegando y saqueando en Caribe.

Fue entonces cuando Ubisoft se dio cuenta de que un juego de barcos, piratas, camaradería y acción podía funcionar muy bien. Fuese parte de la saga de Assassin’s Creed o no. De ahí que al principio Skull and Bones fuese un DLC del Black Flag… para acabar siendo un juego independiente que ha tardado demasiado tiempo en salir al mercado.

Bienvenidos a Sainte Anne, hogar de piratas

Hemos esperado siete años desde su primer tráiler, pero el juego ya está con nosotros. El equipo responsable de Ubisoft nos pidió a la prensa que nos tomáramos nuestro tiempo para jugar, tranquilamente y con amigos, antes de dar nuestro veredicto.

Por ese motivo hemos tardado una semana más de lo habitual, ya que el juego salió el martes 13 de febrero en acceso anticipado para los compradores de la edición deluxe. En mi caso ya llevo unas 20 horas de piratería y he podido jugar solo y con hasta tres amigos. Así que toca agarrarse bien el barco porque viene tormenta.

El juego nos presenta de primeras como un náufrago superviviente de una batalla naval en alta mar. Un pequeño bote nos rescata y nos pone a salvo. En ese momento comienza nuestra historia.

Obligados a ir a Sainte Anne, un puerto próspero donde solo hay piratas y gente de mal vivir, pero donde nos necesitan para seguir alimentando la rueda de la piratería en el Océano Índico.

Por supuesto, el juego está pensado como live services, así que la historia es lo que es mientras que las misiones van escalando en dificultad y variedad. Que nadie se engañe, aquí hemos venido a convertirnos en el mayor pirata de nuestro tiempo y las misiones son excusas para aprender a jugar.

Navegar, asaltar, desvalijar y abordar

El juego da lo que promete: nos pasamos el día en alta mar, navegando nuestro barco en busca de pelea, de recolectar bienes y de realizar misiones. Y el juego te va enseñando poco a poco su profundidad.

Una vez que llegamos a Sainte Anne los diferentes puestos y mercaderes te van enseñando de qué va el juego y cómo se juega. Consigue un barco más grande, para ellos necesitas comprar el plano, recolectar estos materiales y pagar tanto dinero. Perfecto.

Ahora necesitas mejores cañones, así que ve al herrero y consigue los planos de los torpedos nivel 3, ahora recolecta el hierro fundido y el niquel, ahora paga la mano de obra… y así con cada cosa del juego.

Por suerte la progresión es poco exigente y lo vamos captando. Tanto eso como los diferentes tipos de misiones. Desde las principales, que hacen avanzar la historia y que te van dando fama y reconocimiento entre los piratas, a los encargos, los mapas del tesoro, las investigaciones y los contratos con la red de contrabandistas de ron.

Después de 5 horas jugando, uno empieza a descubrir que el juego solo pide y pide… a cambio de algo de diversión y mucho combate.

Demasiada cinemática en un mundo realmente cautivador

Pero en todo esto, que suena muy bien y que me tiene enganchado desde hace una semana, hay un punto negativo que soy incapaz de obviar. Porque me duele que sea así, más cuando hace 10 años su predecesor ya había solucionado este problema que voy a describir: no hay vida fuera del barco.

Todas las interacciones que hacemos con otros barcos, con otros fuertes, con otros jugadores… todo son cinemática. No hay combate cuerpo a cuerpo, solo desde el barco. ¿Quieres abordar? Tira los enganches y deja que una cinemática te diga qué pasa y qué botín recoges.

¿Quieres desvalijar un fuerte enemigo? De nuevo, combate contra torres de vigía y barcos, pero la parte final deja que sea una cinemática idéntica la que diga qué has saqueado del puesto.

Skull and Bones DESCARGAR

Incluso la interacción y movimiento de nuestro pirata es torpe, errática y poco creíble. Sin ir mucho más allá: no sabe ni nadar, si entras mucho en el agua, este te expulsa como si fueras una botella con un mensaje que flota en el mar.

Si después de jugar a Skull and Bones ves un vídeo de un abordaje del Assassin’s Creed: Black Flag el alma se te cae a los pies… y con razón.

Y duele porque el entorno que han recreado en Ubisoft es impresionante. Las islas, los puestos avanzados, los barcos, los atardeceres… incluso el mar es impresionante (pero no más que el mar de Sea of Thieves, ese premio sigue siendo de Rare).

Un juego al que el tiempo puede sentarle muy bien y que no es el meme que temíamos

Si hacemos caso de otros juegos del estilo, como pasó con No Man’s Sky o Sea of Thieves, sin ir más lejos, es posible que Skull and Bones se acabe convirtiendo en el juego definitivo multijugador de piratas que siempre quisimos.

Pero, ahora mismo, de salida, no es lo que esperábamos cuando nos vendían el simulador perfecto de la vida pirata. Cuidado, porque es muy divertido y tiene mucho margen de mejora, pero le faltan algunos pilares clave para asentarse como algo que perdure en el tiempo y acumule millones de jugadores.

Por supuesto, lo que ha salido a la venta no es un juego menor ni un meme, es un buen juego que es divertido de jugar y que luce realmente bien, pero en mi opinión, para convencer a todo el mundo, hay partes que brillan por su ausencia. Y las cinemáticas no consiguen enmascarar esa falta de trabajo (o ganas).

Skull and Bones DESCARGAR

Damos un voto de confianza al equipo de Ubisoft, y si te apetece probarlo y no te animas a gastarte 70 euros de primeras, que sepas que hay una prueba gratuita de 8 horas que está esperándote ahora mismo en tu PS5, Xbox Series X y PC.

Chema Carvajal Sarabia

Chema Carvajal Sarabia

Periodista especializado en tecnología, entretenimiento y videojuegos. Escribir sobre lo que me apasiona (cacharros, juegos y cine) me permite seguir cuerdo y despertarme con una sonrisa cuando suena el despertador. PD: esto no es cierto el 100 % de las veces.

Lo último de Chema Carvajal Sarabia

Directrices editoriales