DanceStar Party Hits: Los grandes éxitos actuales se bailan con Move

Los creadores de SingStar vuelven con su segundo juego de baile: más éxitos actuales y algunos clásicos a golpe de PlayStation Move

DanceStar Party Hits es el enésimo juego de baile que sale este año en consolas. Tras el excelente Dance Central 3 y el muy divertido Just Dance 4 que el juego de Sony se haga un hueco entre los fans bailongos es complicado, y es que ni tiene la precisión del juego de Kinect ni unas coreografías tan locas como la réplica de Ubisoft. Sin embargo, el título mantiene el tipo gracias a una buena selección de canciones y algunos modos con los que no cuenta la competencia. Divertirte, te divertirás, pero no estás ante el mejor juego musical del año.

http://www.youtube.com/watch?v=JOLXBLejH3k

DanceStar Party Hits sigue la línea de SingStar: no vas a encontrar grandes novedades jugables respecto a su anterior entrega, sino un más y mejor de lo visto antes. Es decir, 40 canciones de lo más bailables, aunque para mi gusto se centra demasiado en hits actuales, que si bien son lo más actualmente veremos si en unos años los recordamos. Sí, hay clásicos indiscutibles de la música de baile de la talla de Boney M o KC & The Sunchine Band, pero por lo general encontramos éxitos de artistas actuales como Rihanna, Jessie J, Juan Magan, MIA o One Direction. Habrá que ver cuántos de estos números uno actuales superan el paso del tiempo.

En cuanto a los modos de juego, DanceStar Party Hits cuenta con 3 modalidades básicas. “Bailar ahora” te hará mover el cuerpo sin más preámbulos –sea solo o en compañía de un amigo-, con “Fiesta” podrás jugar hasta con 19 amigos más pues la batuta se va pasando –basta tener 2 Moves, y el juego te dirá qué jugador baila cada canción-y “Estudio de baile” será el modo para los más curiosos. Sí, por un lado cuenta con los habituales submodos de aprendizaje de coreografías y de clase quemacalorías, pero también con el interesantísimo “Creador de bailes”, con el que te grabarás realizando una coreografía que luego podrás replicar en otros modos.

Siempre puedes grabarte y que otros disfruten de tus proezas en DanceStar Party
Siempre puedes grabarte y que otros disfruten de tus proezas en DanceStar Party

Estos son todos los modos de juego de DanceStar Party Hits. Sí, como ves los mismos que su predecesor. Eso sí, esta vez Sony ha incluido más opciones en el modo Galería, en el que reconozco haberme echado unas risas pues su componente social hace que puedas ver fotos y vídeos de usuarios de todo el mundo. Cuál canal de Youtube descubres la poca vergüenza – ¡y ole por ellos!- que tiene la gente: me he encontrado desde las chicas guapas que se lo toman en serio y bailan genial hasta abuelas con sus nietas moviéndose al ritmo del último hit de Rihanna pasando por gente que hace “bailar” al gato o se disfrazan de monstruos mientras lo dan todo con una coreografía.

Tampoco ha cambiado nada en el control con Move. Como ya dije en su día en DanceStar Party el controlador es preciso dentro de sus limitaciones. Es decir, al igual que ocurre con wiimote, es fácil engañar al cacharrito: mientras lo muevas en la dirección indicada el juego te dará por válidos los movimientos. Evidentemente si juegas a algo así ya lo haces para pasarlo bien y no hacer una puntuación alta porque sí, y es que las coreografías son de lo más variadas y diferentes según las tres dificultades de cada canción y según si juegas sólo o en compañía, así que disfrutarás de ellas.

A nivel técnico, DanceStar Party Hits sigue la línea de su predecesora y de SingStar: menús cool, bailarines guapos y representación visual de los videoclips de las canciones. No tiene ni el estilo inconfundible de Dance Central ni el colorido y ropas imposibles de los bailares de Just Dance, pero no se puede negar es diferente de la competencia.

Sigue el estilo cool iniciado en SingStar
Sigue el estilo cool iniciado en SingStar

Buenos bailes para los amantes de los hits actuales

DanceStar Party Hits es un buen juego de baile si prefieres las canciones actuales que los hits de antaño, pues como digo, va escaso de estos. Las coreografías de cada canción son resultonas y se adaptan a la habilidad de cada uno y cuenta con buenos modos para disfrutar en compañía, en especial la modalidad “Fiesta”.

Eso sí, para los más avezados sigue siendo incómodo y poco fiable bailar con Move, pero para aquellos que se quieran echar unas risas en familia el juego cumple con su propósito de hacer que nos divirtamos, aunque Just Dance 4 sea mucho más “loco”.

Cargando comentarios