[ANÁLISIS] Street Fighter X Tekken: un buen juego de lucha sin chispa

Este crossover cumple con su función: no te cansarás de machacar al rival. Sin embargo se echa en falta mayor profundidad en el modo Arcade

Street Fighter y Tekken se ven las caras por primera vez en un atractivo crossover. Si te gusta la lucha te gustará este juego, pero no esperes una nueva revolución. Street Fighter X Tekken es un buen juego del género, su fuerza reside en su intuitivo sistema de combate, un amplio plantel de personajes y algunas funcionalidades nuevas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce: el modo Arcade está ahí sin más y el modo online no sorprende tanto después de haber jugado a anteriores juegos de Capcom.

http://www.youtube.com/watch?v=_Vh09fetNs0

Decir que Street Fighter X Tekken es el crossover definitivo son palabras mayores, pero no puedo negar que Capcom ha hecho un acertado trabajo. Para empezar el juego cuenta con casi una veintena de personajes por saga, jugables desde un inicio, así como algunas sorpresas que te irás encontrando (haz clic aquí para saber más). En la selección hay luchadores para todos los gustos. Así he encontrado los clásicos de siempre (Ryu, Ken, Chun-Li del lado SF o Nina, Kazuya Mishima y King del lado Tekken) y algunos personajes menos conocidos pero que son de agradecer, como la rotunda Poison o el mitológico Ogre, que se han convertido en mis dos favoritos en muchas de mis partidas. Todos cuentan con un gran diseño de personajes, que usa el motor que ya vimos en Street Fighter IV: las animaciones son variadas y fluidas y se complementan con unos escenarios dinámicos -11 en total- que no decepcionan.

Street Fighter X Tekken funciona con el clásico sistema tag, lo que te obliga a seleccionar a dos personajes. La principal característica de este tipo de tag es que si un personaje cae en combate ya se pierde el round, así que parte de la estrategia del juego consiste en ir intercambiando entre luchadores, porque además si dejas descansar a uno recuperará un poco de su barra de vida, como es habitual.

Como ya comenté en el pre-análisis (clic aquí para leerlo), Street Fighter X Tekken simplifica ligeramente el sistema de control visto en otros juegos de lucha Capcom, acercándolo a más público. Así, hay varias formas de realizar los ataques e incluso cuentas con la opción de crear combos fáciles, es decir, opciones de botones predefinidas que te simplifican la ejecución de ataques complejos.

Si quieres puedes hacer los combos de una manera más sencilla

Si quieres puedes hacer los combos de una manera más sencilla

Eso sí, aunque se simplifiquen las cosas el juego te obliga a gastar las clásicas barras de carga, ya vistas en otros juegos de Capcom. Aquí esta barra se llama Medidor Cross, y según el tipo de ataque se consume más o menos. Medidor Cross es con lo que realizarás todos los super ataques individuales del juego: Ataques EX, Super Charge o Super Art. Los primeros y los segundos son los distintivos de cada personaje, con la peculiaridad que Super Charge es el ataque especial pero con un plus de carga: una novedad de este juego que, con un poquito más de esfuerzo, te permite realizar ataques más espectaculares. Aunque para movimientos vistosos los Super Art, que serían los Super Combos de otras versiones. Como siempre, realizar estos ataques no es sólo darle bien a los botones –cosa que aquí es más fácil que nunca- si no estar en la posición adecuada, si no se te gastará la barra y habrás perdido la opción de hacer el ataque.

Estos ataques individuales cuentan con versiones en dúo, el verdadero aliciente del juego. Tanto los Cross Arts como los Cross Assaults se hacen de forma bastante sencilla, y crean ataques consecutivos o combinados, respectivamente. Éstos producen los momentos más espectaculares del juego, pues si juegas con un amigo en determinado momento podréis luchar los dos a la vez, eso sí durante un breve período de tiempo.

El juego a dúo se complementa con Pandora (también me extendí más en él en el pre-análisis, haz clic aquí), un movimiento de sacrificio que si sale bien estupendo, pero que si te sale mal te hará perder el combate. Pandora, junto a la combinación de luchadores, es uno de los componentes más tácticos del juego, una muestra de que un combate puede girar 180 grados si eres lo bastante hábil.

Gracias a sus opciones tácticas el resultado de un combate de Street Fighter X Tekken puede cambiar en el último segundo

Gracias a sus opciones tácticas el resultado de un combate de Street Fighter X Tekken puede cambiar en el último segundo

La estrategia se complementa con el sistema de Gems, que si bien lo hemos visto en otros juegos (como algún Dragon Ball de anterior generación) debuta en un juego Capcom. Este sistema es tan fácil como seleccionar en un menú qué gemas queremos para cada personaje y luego activarlas en combate completando condiciones que al fin y al cabo se hacen a menudo sin que nos demos cuenta. Igual si tienes las Gems preconfiguradas no te das cuenta de su importancia, pero si las configuras según tus habilidades de combate –por ejemplo, cuando lo tuyo es hacer ataques simples o defenderte- te serán de gran ayuda: como siempre, el grado de implicación con esta opción depende de ti.

Todas las opciones que he ido comentando hasta ahora se aplican en todos los modos de combate. Esto incluye al Modo Arcade, que si bien se supone que es el modo principal del juego es de lo más pobre. Capcom ha decidido prescindir de toda historia –tan sólo hay pequeñas secuencias al principio y el final de cada partida sobre un meteorito que cae en la Tierra- y hacer que, cojas al personaje que cojas, todo se desarrolle de la misma manera. Durante 8 combates aleatorios te enfrentarás a parejas preconfiguradas, algunas con más sentido que otras. Así, me he sonrojado ante las poses previas al combate de esas dos moles que son Rufus o Zangief, ¿dónde quedó su dignidad? Aprecio el intento de Capcom de dar una personalidad a cada luchador, pero o bien las parejas están forzadas o bien su secuencia antes del combate es de lo más tonta. El último combate del Arcade será contra un solo luchador, que es uno de los clásicos malos de la saga, ¿no te sorprendes, no?

¡Qué pena que no se haya sacado más provecho de la personalidad de cada personaje en el modo Arcade!

¡Qué pena que no se haya sacado más provecho de la personalidad de cada personaje en el modo Arcade!

Una vez finalizado el modo, con una secuencia que, como decía, es tirando a pobre, simplemente se te explicará con voz en off y subtítulos qué hace después de la lucha tu personaje. Nada de esas secuencias personalizadas típicas de ambas sagas, ningún atisbo de crear un modo historia…en definitiva, lucha pura y dura.

Del resto de modos del juego destaco los siempre agradecidos modos de Entrenamiento y Tutoriales, sin los cuales sería difícil dominar el sistema de lucha del juego, que si bien es sencillo de retener requiere explicaciones. El único modo que no había podido probar en el pre-análisis, el modo Online, me ha dejado fría.

El modo Online apenas cuenta con opciones, que sí vimos en Super Street Fighter IV. Me hubiese encantado poder organizar torneos, pero en Street Fighter X Tekken me tengo que conformar con partidas igualadas y combates por eliminación, en los que lucharás ronda tras ronda hasta que te tumben. Cuentas con eso y con el Canal de Repeticiones, también visto en anteriores juegos de Capcom, no hay más.

Una vez dentro de las partidas online constato que apenas hay lag y los tiempos de carga son cortos, pero por ahora me cuesta encontrar usuarios para jugar (normal, el juego ha salido hoy mismo). La otra pega es referente al sonido, que hace cosas extrañas. En las partidas online desaparecen algunos sonidos, tanto de golpes como de voz de los personajes. Capcom ha confirmado que es consciente de estos problemas y ya trabaja en ellos (clic aquí para saber más de esta cuestión).

Capcom ya trabaja en solucionar los problemas dle Online de Street Fighter X Tekken

Capcom ya trabaja en solucionar los problemas dle Online de Street Fighter X Tekken

Buen y equilibrado juego de lucha al que le falta chispa

Street Fighter X Tekken cuenta con lo que se espera de un juego de lucha: muchos personajes, un buen control, gran cantidad de ataques y algunos extras, en este caso las Gems y el modo Pandora. Estéticamente hablando, el juego también es excelente.

Sin embargo, si nos ponemos a buscarle defectos, se echa a faltar en Street Fighter X Tekken un modo Arcade con más personalidad, así como también más opciones en el modo online. En pocas palabras, el juego es bueno como título de lucha pero no tiene esa profundidad vista en, por ejemplo, Street Fighter IV (y más concretamente en su versión Super), que sí que supuso un gran salto respecto a lo que habíamos visto antes.

Con Street Fighter X Tekken te lo pasarás muy bien, pero le faltan un par de cosas para ser un juego ejemplar

Con Street Fighter X Tekken te lo pasarás muy bien, pero le faltan un par de cosas para ser un juego ejemplar
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas