[ANÁLISIS] Assassin’s Creed Revelations homenajea a toda la saga

La que parece ser la última entrega de las aventuras de Ezio resulta un acertado pero no sorprendente cierre a la saga de Ezio, el compendio de los últimos años de Assassin’s Creed

Quién le iba a decir a Ubisoft en 2007 que su entonces nueva franquicia Assassin’s Creed llegaría tan lejos…. Tras cuatro entregas, parece que todas las incógnitas sobre Desmond Miles se desvelarán en Revelations, una entrega que es algo así como un compendio de todo lo que hemos visto en estos cuatro años y un homenaje a este personaje así como a sus antepasados, los heroicos Altair y Ezio Auditore. Es cierto que Revelations no inventa la rueda, es probable que vuelva a aburrir a los que nunca les ha convencido la jugabilidad de la franquicia, pero lo que está claro es que colmará las ansias de todos aquellos –unos cuantos millones de jugadores- que se han dejado seducir por esta saga de acción, aventura, conspiraciones y muchos, muchos viajes por los tejados de bellas ciudades ¡Hasta la vista, chicos! (¿o debería decir “Hasta luego”?).

http://www.youtube.com/watch?v=mrGrSwTuq98

Como anteriores Assassin’s Creed, Revelations se sitúa dónde lo dejó el último juego. Voy a ser muy breve, así que si lo que quieres es conocer la historia de la saga al detalle te recomiendo el artículo que publicamos hace unos días. Si lo recuerdas, Desmond Miles está en coma tras verse obligado a apuñalar a Lucy. Para evitar que muera, es colocado de nuevo en el Animus: si logra reconstruir todos sus recuerdos podrá despertar. Esto significa, obviamente, volver a encarnar a Ezio, y también a Altair, en algunos episodios de su vida y su lucha contra los templarios. Ya desde el principio vemos cómo Revelations huele a despedida, y es que alterna los tres personajes principales de la saga, a modo de conclusión y también de homenaje. Eso sí, la mayor parte del tiempo llevarás a Ezio, y es que este Revelations es principalmente el cierre a sus aventuras.

Su periplo empieza en Masyaf, lugar de origen de Altair, en donde Ezio se salvará de la muerte una vez más y descubrirá un artefacto antiguo sellado por cinco objetos. La primera pista sobre ellos le llevará a Constantinopla, ciudad donde se desarrollará la mayor parte de Assassin’s Creed Revelations. Como digo, prefiero no contarte demasiado del argumento, y es que, dentro de los tópicos de la saga, una de sus bazas es ir descubriendo los secretos de la trama.

La afición de Ezio por el Parkour sigue en la bella Constatinopla

La afición de Ezio por el Parkour sigue en la bella Constatinopla

A partir de aquí Revelations se convierte en lo que ya vimos en La Hermandad, jugablemente hablando. De lo que se trata es de cumplir una serie de misiones, que suelen ir de la exploración al asesinato, y que te obligan a recorrer todos los rincones de la magna Constantinopla. De nuevo, el trabajo de recreación hecho por Ubisoft es espectacular: la ciudad otomana luce en todo su esplendor, es totalmente explorable y respira vida gracias a la enorme cantidad de personajes no jugables con los que te cruzarás. Obviamente esto incluye todos los tópicos de Assassin’s Creed. Sí, siguen habiendo atalayas, montones de paja en los que caer y multitudes en las que camuflarse, sin olvidarnos de los amenazantes guardias templarios que no dudarán mucho en atacar al sospechoso de Ezio y en todas esas paredes de las casas, con salientes ideales para que el italiano se luzca como maestro del parkour.

En Revelations se ve claramente la evolución de la saga Assassin’s Creed en lo que a misiones se refiere. Estas son más variadas que nunca, y puede pasar un rato largo hasta que debas sacar las armas. Todo ello se complementa con las misiones secundarias que te encargan otros personajes. Esto ayuda a creer que Revelations es más sand-box que nunca y que Constantinopla es un mundo mucho más abierto de lo que han sido los de anteriores Assassin’s Creed.

Aunque el combate no es siempre fundamental, es obvio que es una de las bazas de Revelations.  Cierto es que no encontramos demasiados cambios en cuanto a ejecución, ya que se sigue atacando y defendiendo igual –como siempre, el contraataque es la base para salir victorioso-, sin embargo, ahora hay muchas más armas que nunca gracias a la inclusión de bombas –hablaremos  de ellas más adelante- y de todo un arsenal de armas otomanas, así como una recreación mucho más gráfica de las muertes. Sí, no es que Assassin’s Creed haya sido nunca un juego para niños, pero esta entrega es mucho más gore porque, uses el armas que uses, hasta con la daga más minúscula podrás realizar las muertes más sangrientas que te imagines.

El combate en Assassin's Creed nunca había sido tan gore

El combate en Assassin’s Creed nunca había sido tan gore

Este combate mucho más vistoso hace que apetezca menos optar por el sigilo,  ya que siempre que haya problemas se puede optar por la ayuda de nuestros aliados, y es que en Revelations sigue teniendo un papel fundamental el concepto de Hermandad de Asesinos que estrenó el juego anterior. De nuevo, se hace imprescindible contratar sicarios, que subirán de nivel al participar en ataques y que podremos poner al cargo de las diferentes guaridas que vayamos desbloqueando.

Además, podrás mandar a tus asesinos en las misiones de Defensa Mediterránea, esos niveles a lo juego de estrategia en las que enviar a tus soldados a distintos puntos del continente para conquistarlos y sacar de ello grandes beneficios, si no mueren en el intento.

Pero Defensa Mediterránea, ya presente en la Hermandad, no es el único punto de Revelations que lo convierte, además de un juego de acción y aventura, en un juego de estrategia, muy light, eso sí. Una de las novedades más sonadas de esta entrega es una versión del clásico Defender la Torre que llevarás a cabo en determinadas misiones. Así, algunas veces los soldados templarios intentan saquear tus guaridas. Entonces la aventura activará una especie de minijuego que, aunque en los tiempos que corren no resulta ninguna novedad, es un esfuerzo por parte de Ubisoft de renovar la jugabilidad de su título.

Este minijuego sitúa a Ezio como comandante, haciendo que deba colocar unidades de diferentes tipos (arqueros, cañoneros, líderes…) así como varios elementos (barricadas..) a lo largo de un escenario. Una vez terminada esta fase de preparación, irán apareciendo oleadas de enemigos que caerán si has planificado bien la estrategia y que te darán puntos para invertir en nuevos elementos para la siguiente oleada. Todo ello resulta muy inocentón, dada su baja dificultad, pero es un punto simpático en Revelations.

Puedes sacar muchos beneficios de la ciudad

Puedes sacar muchos beneficios de la ciudad

Como en La Hermandad, Revelations también cuenta con aspectos de gestión. Ezio vuelve a ser un “empresario” que recauda dinero de los diferentes comercios de las zonas que controla, haciendo que se embolse más guita si tiene locales mejorados y si tiene más zonas controladas. Sí, el control templario de Constantinopla es una excusa perfecta para que de un inicio no estén los cuatro distritos de la ciudad liberados, y que debas derramar sangre, sudor y lágrimas para hacerte con ellos.

En las tiendas también podrás comprar elementos personalizables y mejoras para el personaje, como nuevas armas, medicinas o nuevos colores para tu vestimenta, entre otros. Las visitas a esas tiendas serán una constante, aunque lo cierto es que un saqueo rápido a los enemigos caídos siempre te proporciona armas arrojadizas o medicinas sin necesidad de pasar por caja.

Si jugaste a La Hermandad, comprobarás que en Revelations residen, realmente, muy pocas novedades, y así es. Además de la comentada Defensa de la Torre, encontramos la inclusión de una nueva  arma/herramienta/objeto para todo:el gancho otomano. Con él Eziotrepa con más facilidad y realiza nuevos ataques mortales. Lo cierto es que aunque el principio el gancho me resultó cutre, no lo negaré, luego descubrí que era un elemento de jugabilidad muy bien integrado. Así, más que un nuevo objeto acaba actuando como una extensión semiautomática del brazo de Ezio bastante útil, haciendo que la adherencia del italiano a toda pared sea mayor que nunca y que sea un arma ideal cuando hay que actuar con sigilo.

Ezio cuenta con una nueva arma: las bombas, que él mismo puede fabricar

Ezio cuenta con una nueva arma: las bombas, que él mismo puede fabricar

La otra novedad a nivel jugable son las bombas. Usadas para distraer al rival, liquidarlo o aturdirlo, lo más divertido de estos artilugios es poder fabricarlos en los nuevos bancos de trabajo que se han creado para tal menester. Así, recorrerás Constantinopla en busca de componentes para crear explosivos: desbloquear todos los tipos será uno de los retos de tu aventura.

Como decía al principio de este artículo, Assassin’s Creed Revelations pretende librarte de muchas incógnitas, y es por eso que Desmond vuelve a tener papel jugable y no sólo él, sino Altair. La excusa es que Ezio encuentra unos discos con las memorias de su antepasado, y éstas le harán revivir episodios de su vida. Para todo fan de la saga será un gustazo volver a vestir la capa de Altair, y más con la jugabilidad mejorada con las sucesivas entregas de la saga.

En el sentido de ir cruzando las tramas de los tres personajes cabe decir que Revelations cumple, aprovechando las pausas entre los recuerdos de los tres y una trama donde los objetos mágicos están a la orden del día. Aunque si algo me ha inquietado es la recreación del Animus: una isla con una extrañas estructuras que, o me lo parece a mí o está fuertemente influenciada por la serie de televisión Perdidos (Lost), personaje misterioso incluido… Lo mejor es que pruebes el juego y juzgues por ti mismo.

Más personajes para elegir en el multijugador

Más personajes para elegir en el multijugador

Respecto al modo multijugador, sigue la estela de la Hermandad. Así, en él puedes encarnar a un asesino que tiene que librarse de un objetivo: el cambio de papeles y las alianzas estarán a la orden del día. Lo cierto es que este modo ya no supone sorpresa alguna, pero sigue siendo tan divertido como La Hermandad y un buen complemento a un modo historia bastante extenso.

A nivel gráfico, Assassin’s Creed Revelations sigue dejando el listón muy alto. Constantinopla es una bella ciudad con edificios con infinidad de detalles y transmite mucha vida gracias a todos los personajes que transitan por ella y que realizan actividades cotidianas: poner su  puesto, tener conversaciones, escuchar a un charlatán… Además, son muchos más interactivos con Ezio, haciendo que actúen de forma más lógica si les roba, los empuja o realiza movimientos vistosos delante de él. Tampoco hay que olvidar que el juego no pierde en las distancias: súbete a una atalaya –no te creas, yo también lo odio- y disfrutarás de una impresionante distancia de dibujado o, lo que es lo mismo, de una increíble panorámica del mundo del juego.

De nuevo, a nivel sonoro, Revelations está a la altura de una gran producción de Hollywood, con una banda sonora adecuada a cada situación y un estupendo doblaje al castellano con voces de primer nivel.

Assassin's Creed Revelations es un nuevo goce a nivel visual

Assassin’s Creed Revelations es un nuevo goce a nivel visual

Revelación, pero no revolución

No se puede negar que Assassin’s Creed Revelations es un buen cierre a una historia. Ubisoft ha sabido coger todas las constantes de la franquicia, tanto a nivel argumental como de jugabilidad, y volcarlas en este juego, haciendo que sea una experiencia de lo más completa y entretenida. Sin embargo, tiene un problema respecto a anteriores Assassin’s Creed: si el primero fue la novedad, el segundo mejoró los problemas del debut y La Hermandad tuvo grandes novedades jugables, Revelations es, en términos de jugabilidad, una mera extensión de este último, un juego muchísimo más continuista que divierte pero ya no sorprende.

Así, Revelations es, en el fondo un “más de lo mismo”, pero tiene la ventaja de agarrarse a lo atrayente de una trama con mil incógnitas, y al juego de máscaras Desmond/Altair/Ezio, una de las razones del éxito de la saga Assassin’s Creed…una saga que, aunque se despida de cosas en esta entrega no dudes que tiene cuerda para rato… Puede que se vayan algunos personajes, pero la esencia aún seguirá con nosotros un tiempo.

¿Ésto es el fin? ¡Descúbrelo por ti mismo!

¿Ésto es el fin? ¡Descúbrelo por ti mismo!
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas