Hay vida más allá de Times New Roman y Calibri

Times New Roman es la fuente que ves nada más abrir Word y teclear caracteres. Si tu versión de Office es más reciente, la que veas será Calibri. Ambas tipografías están presentes en millones de ordenadores, y sus letras han sido impresas en miles de millones de páginas en todo el planeta.

Times y Calibri son tipografías legibles y de calidad. Pero a mí, que llevo con ellas muchos años, su aspecto me ha cansado. Las he usado ya en tantos textos -y tan diferentes- que su mera vista me desanima. Siento, en pocas palabras, que escribir con Times y Calibri le resta frescura a mis documentos.

Encontrar buenos reemplazos para Times y Calibri es difícil, pero no imposible. Para darle un toque más original a mis documentos he buscado fuentes alternativas que sean gratuitas, de alta calidad, compatibles con todos los idiomas y, sobre todo, discretas y legibles. Y estas seis fuentes son las que me han convencido.

Gentium Plus

Empiezo por Gentium, una tipografía que se creó con el noble objetivo de servir a los hablantes de miles de idiomas. Incluye más de 5.500 glifos y está disponible en seis variantes.

GentiumVictor Gualtney, su creador, la diseñó para ser muy legible, compacta y atractiva. El resultado me parece muy agradable, y saber que estoy usando una fuente compatible con muchos idiomas me tranquiliza a la hora de abrir documentos exóticos.

Delicious

Delicious es una fuente sans-serif, por lo que no entra en competencia directa con Times -que es Serif-, pero me parece una magnífica alternativa a Calibri, la otra gran fuente por-defecto de Windows. Es el fruto de dos años de trabajo, y se nota.

La virtud que más destacaría de Delicious es lo compacta y legible que resulta. La versión Heavy resulta muy apta para titulares de gran impacto. Su creador es Jos Buivenga. Para mí, una gran alternativa a Calibri.

Lido

Lido, de Storm Type Foundry, es una estupenda versión gratuita de Times. Es más agraciada a la vista, con remates más refinados y un uso diferente del espacio en cada letra.

Al cabo de unos minutos de probarla, no querrás volver a Times New Roman. Y es que Lido resulta más compacta y elegante que la vieja Times. Según algunos, es lo que Times New Roman debió ser y nunca fue.

Cabin

Cabin es una tipografía de tipo humanista, como Calibri, pero con toques modernistas que la hacen a mi juicio más interesante. Está disponible en nada menos que 8 variantes.

Como dice su autor, Pablo Impallari, Cabin destaca por sus proporciones modernas y ajustes ópticos y de geometría que le dan su propia personalidad. Y como premio a su calidad, Cabin ha sido incluida en las fuentes Web de Google.

Jura

Jura es una estupenda tipografía serif de formas esbeltas y redondeadas. Está disponible en cuatro estilos (Regular, Italic, Bold y Bold Italic) y tiene los glifos necesarios para escribir textos en español.

Como comentan en PC World, Jura es una fuente legible incluso en tamaños muy pequeños, lo que la hace interesante para pantallas de tabletas o móviles. Su autor, Ed Merritt, la distribuye bajo licencia Donationware: si te gusta, haz un donativo.

Prociono

Prociono, creada por Barry Schwartz, es una tipografía que mezcla el clásico aspecto Times con elementos propios de las tipografías blackletter o “góticas”. El resultado es muy elegante y da un toque retro del que Times carece.

Disponible también como Google Web Font, Prociono está inspirada en Leipziger Antiqua, una prestigiosa tipografía diseñada en 1971 por Albert Kapr que normalmente suele venderse por 60 euros.

¿Cómo se instalan estas fuentes tan bonitas?

Cada fuente de las seis que hemos citado se distribuyen en archivos comprimidos .ZIP. Algunas fuentes se organizan en “familias” que constan de un número variable de variantes (entre dos y ocho). Instalarlas es muy fácil.

Una vez descomprimidos los archivos TTF en una carpeta, puedes instalarlos fácilmente haciendo clic con el botón derecho sobre los mismos y eligiendo la opción Instalar. Otra opción es mover los archivos a la carpeta C:\Windows\Fonts.

Cómo instalar una nueva fuente en Windows 7 y 8

Otra opción, quizá más conveniente si tienes una grande colección de fuentes, es instalar las tipografías como accesos directos, lo que permite tenerlas organizadas en carpetas en cualquier lugar de tu PC y usarlas en el sistema al mismo tiempo.

¿Cómo le digo a Word que una de estas sea la fuente por defecto?

Cuando abres Word, lo más probable es que la fuente por defecto -la que usas para escribir desde el primer momento- sea Calibri o Times New Roman. Cambiar esto es sencillo.

En Word 2007, 2010 y 2013, haz clic en el pequeño cuadrado que está en la esquina inferior derecha de la sección Fuente de la pestaña Inicio. Este botón abre el recuadro Fuente de Office.

Una vez abierto el cuadro de diálogo Fuente, elige la tipografía que quieres usar por defecto y luego pulsa el botón Establecer como predeterminado.

Ahora viene lo importante: en el cuadro siguiente, Word te preguntará si quieres que el tipo de letra elegido quieres que sea predeterminado solo para el documento actual o para todos los documentos basados en la plantilla Normal. Elige lo segundo.

¡Ya está! La próxima vez que abras Word, la fuente elegida será la que uses por defecto para escribir. Obviamente, si quieres volver a Calibri o Times New Roman, basta con que repitas los pasos anteriores.

¿Cuál de estas fuentes te gusta más?

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas