9 cosas absurdas que (casi) todos hacemos en Facebook

Ya llevamos unos cuantos años en Facebook. Años en los que esta red social nos ha dado cosas tan positivas como recuperar el contacto con viejos amigos o poder estar al día de la actualidad minuto a minuto. Pero no es oro todo lo que reluce en Facebook. La red social de Zuckerberg también ha desarrollado en nosotros comportamientos de lo más extraños, formas de hacer las cosas con las que una persona recién llegada de la década de los 90 fliparía… ¿Crees que exagero? Sigue leyendo y dime si no te identificas con una (o varias) de estas cosas raras que hacemos en Facebook.

Ser un motivador vocacional

Facebook es una mina para los amantes de los memes, las fotos de animalitos monos y… las frases motivacionales. Si Paulo Coelho cobrase cada vez que alguien ha compartido una frase suya en Facebook sería, posiblemente, más rico que Bill Gates.

Apuntarte a todo evento ficticio que ves

Cuando creíamos que Facebook ya no tenía tendencias absurdas a los “señoras que…” nos llega la moda de los eventos ficticios varios. Ir al funeral de la madre de Bambi, asistir como público imposibles batallas dialécticas o asistir a una marcha por una noble (y falsa) causa son solo algunas de las cosas a las que te puedas apuntar. Qué tontería, ¿no? Ahora lo discutimos, pero espera que primero me apunte a este evento tan interesante que acabo de ver…

Estar desactualizado

Qué incongruencia, Facebook es una red social que nos permite estar informados y con mucha gente se logra justo lo contrario, la desinformación. Seguro que alguna vez te la han colado y has compartido una noticia de hace tres años pensando que era de ayer. Eso nos pasa por no leer y creernos cualquier cosa que vemos… Un consejo, antes de compartir algo, compruébalo… o te arriesgarás a generar el caos entre la población (o entre tus amigos, al menos).

Crear chats quilométricos en inocentes actualizaciones de estado

Facebook es muy dado a que los mensajes que propagas se degeneren. Estoy segura de que alguna vez has entrado a comentar el estado de un amigo, ha contestado otro amigo común y habéis acabado hablando entre vosotros sobre algo que poco (o nada) tiene que ver con el estado original, para desespero del autor del mensaje original.

Felicitar a gente a la que por la calle ni miras a la cara

“¡Feliz cumpleaños!”. ¿Cuántas veces lo has escrito esta semana, con más o menos signos de admiración, con más o menos emoticonos? Felicitar cumpleaños en Facebook es tan fácil que todos los hacemos a diestro y siniestro, y casi sin mirar si el receptor es un amigo cercano, tu tía del pueblo o aquel archienemigo del trabajo que tienes agregado “porque nunca se sabe”.

Ser experto en cualquier tema

En la vida real, en una conversación de bar con tus amigos, a menos que tengamos verborrea crónica (conozco varios casos, no te creas) no damos la réplica a cualquier comentario de cualquier persona que hablen la mesa. En Facebook, en cambio, no existe esta prudencia. Sin darte cuenta estarás dando tu opinión de cualquier tema: del cambio climático al último penalti de Cristiano Ronaldo (aunque no te guste el fútbol), de esa película que no has visto (pero has oído que es buenísima)  a los últimos avances en neurociencia. Será que todos tenemos alma de tertuliano televisivo.

Ser un enigma con patas

“Feliz”, “Qué día más malo”, “La humanidad merece extinguirse desde hoy”. Admítelo, alguna vez también has usado uno de estos mensajes en clave en tu muro y a la pregunta “por qué estás feliz?” has respondido con un simple “nada, ¡cosas mías!”.

Hacerle saber al mundo lo feliz que eres con tu pareja

Es bonito presumir de “churri” pero, ¿de verdad hace falta hacerlo en cada actualización en tus redes sociales? Muchos usuarios piensan que sí, y por eso te hacen todos los días una crónica detallada de su vida amorosa. Haz lo que quieras, que para algo es tu muro, pero a ver qué pasa si un día llega la ruptura… ¿Borrarás una por una las miles de publicaciones relacionadas con tu amorcito?

… y cuando cortas, lanzarle muchas indirectas con estados públicos

Porque sí, señores, todo lo que sube baja, y aunque no todas las parejas están condenadas al fracaso quien más quien menos ha sufrido algunas rupturas a lo largo de la vida. Es entonces cuando a algunos les sale la vena vengativa en Facebook y gastan tiempo y bits en soltar todo el odio a su exmedia naranja. Estados con indirectas, vídeos con segundas interpretaciones, fotos de la fiesta del fin de semana gintonic en mano para demostrarle a tu ex lo bien qué vives sin él… Todo vale cuando te han roto el corazón… ¡y si se entera todo el mundo, mejor!

¿Qué otras cosas tontas haces en Facebook?

¿Quieres saber más sobre Facebook? Entonces te encantarán estos artículos:

Los mejores trucos para Facebook

El pequeño botón que mejorará tu Facebook en cuestión de segundos

Páginas y grupos de Facebook: cuándo crear uno u otro

Sígueme en Twitter: @mariabaeta

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas