5 consejos para evitar las extensiones maliciosas en Google Chrome

Las extensiones de Google Chrome son una manera genial de añadir funcionalidades útiles a nuestro navegador. Pero, ¡ojo!, aunque la mayoría son fiables, la Chrome Web Store esconde algunas en forma de malware que pueden afectar a nuestro PC. ¿Cómo podemos diferenciar una extensión legítima de una que es basura? ¡Sigue leyendo que te lo explicamos!

1.- Identifica extensiones impostoras

Una de las prácticas más comunes de los hackers es crear apps y extensiones que simulan ser programas famosos con los que la gente confía. Hace poco le pasó a WhatsApp y constantemente pasa con extensiones populares de Chrome, como las propias de Google o los ad blockers. Estos son algunos de los indicativos de que una extensión es falsa:

  • Tiene pocos votos y, los que tiene son bajos.
  • El nombre del desarrollador no es el oficial.

¿Una extensión que vas a descargar tiene uno de estos requisitos? ¡Descártala!

2.- Lee a fondo las opiniones de los usuarios

No solo en extensiones que se hacen pasar por otras: una manera de saber la fiabilidad de cualquier extensión es consultando su nota y sus opiniones. Si las notas son bajas y sí, sobre todo, hay comentarios negativos en una ficha de extensión comentando que no hace lo que se le espera y aparecen palabras como “timo” y “estafa” no lo dudes, su desarrollador pretende engañarte. Pasa de esta extensión.

3.- Comprueba los permisos

Si ya has descargado una extensión, aún no es tarde para comprobar si es maliciosa. Una buena prueba de ello son los permisos: si una extensión te pide demasiados permisos, sospecha, sobre todo si son de esos que se toman muchas libertades (por ejemplo poder mantener un control de nuestra actividad en la red o acceder a nuestros archivos).

4.- Controla las actualizaciones automáticas

En ocasiones una extensión no es maliciosa a priori, pero a veces se actualiza y añade líneas de código maliciosas para empezar a ganar dinero a costa de tus datos o de mostrarte publicidad. Para evitar esto es adecuado llevar un control de qué extensiones se actualizan de forma automática.

Para ello te recomendamos la extensión totalmente fiable, que te informa de cuándo se han actualizado tus extensiones y qué han añadido… ¿Ves algo raro? Desinstala las extensiones sospechosas sin más.

5.- Cuidado con la pestaña “Aplicaciones”

Cuidado, porque cuando entras en la Chrome Web Store por defecto primero salen las aplicaciones en una búsqueda, no la extensiones. Algunos desarrolladores aprovechan esto para crear aplicaciones que imitan a una extensión en concreto, colocándose en un puesto más alto que las extensiones originales y captando a los usuarios despistados.

Así pues, comprueba que lo que vas a bajar es extensión y no aplicación.

¡Mantén a raya a los ladrones de datos!

Todos estos trucos deberían ser suficientes para evitar males mayores. Así que ya sabes, ante la duda, ponte en modo detective y en pocos pasos sabrás si esa extensión que quieres bajar es legítima o una mera estafa para robarte datos..

¿Quieres más consejos de seguridad? Echa un vistazo al siguiente vídeo.

Fuentes: GhacksOmicrono, RedesZone, Softonic,

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas