4 trucos para arreglar con Photoshop tus malas fotos

4 trucos para arreglar con Photoshop tus malas fotos

Has tirado una foto que es una ruina y no quieres mandarla a la “Papelera de reciclaje”. Tranquilo: no estás solo. A todos nos ha pasado alguna vez que esa instantánea que tanto querías resulta que no vale. ¿Se puede recuperar? La respuesta es no, pero sí se puede arreglar o modificar. En otras palabras, en este post te vamos a enseñar a “maquillar” una fotografía mala. Eso sí, no olvides el principio básico del diseño: de donde no hay, no se puede sacar. La magia es para los magos.

Adobe Photoshop
Descarga aquí
10

Adobe Photoshop CC 2015 es el editor gráfico más avanzado que existe, capaz de hacer desde simples fotomontajes a complejos diseños 3D e ilustraciones

Reencuadrar la fotografía

El primero de los trucos es básico: el reencuadrar la fotografía. Quizás tu captura no es buena por tener elementos secundarios en la escena. Por ejemplo, has tomado un paisaje como modelo y en la parte inferior se te ha colado una persona. Siempre puedes “recortar” la figura y arreglarla.

Para ello, pulsamos justo en el icono que está debajo de la “Varita mágica”, click derecho sobre este y seleccionamos “Herramienta Recortar”. El resto depende ti y de tu creatividad, cómo no.

Ajustar la iluminación (o modificar el histograma)

Este es un clásico: ajustar la iluminación de la fotografía. Hablando de manera técnica, abrir el histograma. Para realizar esta acción sólo es necesario pulsar “Control + L”. ¿Que no tienes mucho manejo con los comandos abreviados? Pues te vas a “Imagen” -> “Ajustes” -> “Niveles”.

Cabe recalcar que manejar el histograma no es nada sencillo, ya que puedes destrozar los diferentes niveles de intensidad con unos simples clicks de ratón. Nuestro consejo, si te ocurre esto último que acabamos de describir, es que pulses en “Automático” y que el propio Photoshop se encargue de hacer el resto. Así mismo, también puedes realizar pruebas y ver cómo queda todo. Mientras no le des a “OK”, todo está permitido (como dirían en la famosa franquicia Assassin’s Creed).

Utilizar los filtros disponibles

Los filtros. ¿Quién no conoce los filtros a estas alturas de la vida? Herramientas como Instagram o Facebook han popularizado los filtros para las fotografías. Toman por defecto una configuración y la aplican sobre la instantánea en cuestión. No es santo de nuestra devoción (y de nadie que esté dentro del mundo audiovisual), pero es una opción más que válida para salvar algunas fotos.

En Photoshop aparece en la parte superior como “Filtros”. Hay tantos que da para un post por sí solo. ¡Pruébalos!

Ajustar los niveles de color

Cerramos nuestros particulares trucos con Photoshop para arreglar una imagen con los “Ajustes de color”. El comando rápido es “Control + B”, pero para que sepas dónde está: “Imagen” -> “Ajustes” -> “Equilibrio de color”.

¿Problemas de ajustar el color? Pues que al igual que con el histograma, si no sabes controlar los distintos canales de la fotografía, lo más probable es que te la termines cargando. Así de simple. Puedes de nuevo realizar pruebas de color tocando las tres barras disponibles, ya que mientras no le des a “OK”, el trabajo no se salvará (así puedes previsualizar cómo va quedando la imagen en cuestión).

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios