El sistema de seguridad de iMessage no lo rompe ni el FBI… ¿qué hay de Whatsapp y Line?

El sistema de seguridad de iMessage no lo rompe ni el FBI… ¿qué hay de Whatsapp y Line?

Se ha filtrado un documento interno de la DEA (la parte de la policía estadounidense que lucha contra el tráfico de droga) en el que se alertaba de que los mensajes envíados a través de iMessage eran imposibles de interceptar.

Los agentes, al intentar mantener bajo vigilancia a ciertos sospechosos, chocan con el sistema de encriptación creado por Apple, que ha sido catalogado por algunos como uno de los programas de mensajería más seguros de la historia. De hecho, algunos expertos en ingeniería criptográfica se han quejado de que la compañía de Cupertino no haya revelado nunca detalles del protocolo de seguridad de iMessage.

Llegados a este punto, y teniendo en cuenta que el uso de iMessage no es masivo en América Latina y España, es inevitable preguntarse sobre la seguridad de WhatsApp y Line, las aplicaciones más utilizadas para enviar mensajes.

¿Es Line seguro? ¿Respeta WhatsApp mi privacidad? Lo cierto es que, en principio, ambas aplicaciones respetan todos los protocolos de seguridad pero ambas han presentado vulnerabilidades.

Siendo justos, Line sólo ha tenido una brecha de seguridad conocida. Fue hace unos meses, en versiones previas, y lo solucionó con una actualización de emergencia. Se puede leer al respecto aquí (traducido, el original es en japonés). El problema duró seis días y, por la poca repercusión que tuvo, fue bastante minoritario.

Lo de WhatsApp es un asunto aparte. En países donde las leyes sobre privacidad son más severas (Canadá, Holanda) la aplicación ha sido llevada a los tribunales. Y es que WhatsApp presenta dos problemas en este sentido.

El primero, que al acceder a tu libreta de contactos para detectar quién tiene WhatsApp (y añadirlo a tu lista) también guarda la información de tus contactos que no tienen WhatsApp para añadirlos automáticamente si se dieran de alta en un futuro. Aunque podamos ser comprensivos con esta práctica desde el punto de vista del usuario, contraviene la normativa en ciertos países.

El segundo problema es más complicado. Los mensajes de WhatsApp no están encriptados. Para entendernos, en un WiFi público (o en uno que compartas con alguien que quiera espiarte) interceptar mensajes de WhatsApp es como quitarle un caramelo a un niño.

Cierto es que WhatsApp ha estado bajo escrutinio mucho más tiempo que Line, que se ha hecho mayoritaria hace relativamente poco tiempo. Así que habrá que esperar a que las autoridades pongan la app japonesa bajo su microscopio para emitir un juicio totalmente justo. Pero de momento, parece que WhatsApp pierde cualquier comparativa en términos de seguridad.

¿Es la seguridad un factor importante para ti a la hora de elegir un programa de mensajería?

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas