Off Topic

Las 10 mejores películas de animación de Disney

Aviso: Nuestro equipo siempre busca cosas que creemos que nuestros lectores valorarán. Hemos recibido una compensación económica por publicar este artículo.

Con Disney+, ahora tenemos acceso a todo el vasto catálogo de películas de animación Disney por solo 7 euros al mes. Para ayudarte a priorizar el tiempo, o para redescubrir pelis que tenías olvidadas, te presentamos nuestro top 10 de los mejores largometrajes de dibujos animados made in Disney. Tú y los tuyos los podéis ver todas mil veces si os apuntais a la semana de prueba gratuita de Disney+. ¡A disfrutar!

10. Blancanieves y los siete enanitos


¿Cómo no tener a la película que lo empezó todo en este top? Dejando de lado su logro objetivo (la primera película de animación a todo color que se estrenó en los cines), Blancanieves destaca por las emociones que rezuman de sus personajes, por los movimientos de cada uno de ellos, por el color de sus escenarios, por las canciones… ¿Ha envejecido mal? En ciertos aspectos, sí; sobretodo en el hecho de que Blancanieves parece una espectadora de su vida. Pero si dejamos esos factores de su tiempo de lado, nos encontramos ante un entretenimiento como mínimo más delicioso que una manzana envenenada. Hum, ese ha sido un listón muy bajo, pero bueno.

9. 101 dálmatas


Tres palabras: Cruella de Vil. Esta gran villana ha logrado asustar y traumatizar a los niños de todas las generaciones posibles. Parte de su “encanto” es su avaricia descarnada. Mientras otros villanos quieren vengarse de algo que consideran injusto (Scar y su lugar en el poder, por ejemplo), Cruella solo quiere un nuevo abrigo hecho con cachorros de dálmatas. ¿Hay algo más ruin y escalofriante que esto? Solo por ella 101 dálmatas se merece estar en este top.

8. Mulan


Una de las primeras princesas Disney que decidió tomar las riendas de la situación en lugar de esperar a ser rescatada o priorizar sus amoríos. Gracias a la proactividad de la prota, Mulan es una película más épica y con más acción de lo habitual. Sigue teniendo toques Disney como sus canciones pegadizas o las “mascotas” divertidas, pero bebe mucho de la cultura oriental. Por eso el largometraje sigue siendo fresco y ameno (incluso embutido en una maratón de pelis Disney).

7. La sirenita


Debemos la excelencia de esta peli al mega-duo Alan Menken y Howard Ashman, compositores que venían de Broadway y que orgánicamente convirtieron La sirenita en un musical de alto calibre. El resultado es una adaptación del cuento original moderna, ágil, fluida, que despertó a una audiencia adormecida por el “más de lo mismo” de las películas previas, pero también despertó a un estudio de animación que empezó a crear maravillas como churros.

6. Vaiana


Ahora quizás nos metemos en un lío con los fans de Frozen, pero de toda la última tanda de películas modernas Disney, nos quedamos con Vaiana. Los directores de La Sirenita y Aladdín nos presentan a un dúo protagonista que se complementa a la perfección: por un lado la joven Vaiana y su insaciable sed de aventuras y por otro lado al heroico pero egoísta semidiós Maui. La evolución de ambos es enternecedora y orgánica, las secuencias de acción son impresionantes tanto a nivel gráfico como en coreografía, y las canciones no tienen nada que envidiar a la de las pelis más clásicas gracias a que detrás tenemos a Lin-Manuel Miranda. Además, se nota que el mundo de Vaiana se ha recreado con sumo respeto y cuidado; como resultado estamos seguros de que Vaiana no envejecerá con el tiempo, todo lo contrario.

5. El libro de la Selva


En El libro de la selva encontramos algunos de los personajes mejor animados de la historia Disney: el amigable oso Baloo, el Rey Louie y su corte de monos bailongos el shakesperiano villano Shere Khan. En la película encontramos además algunas de las mejores canciones Disney (con los hermanos Sherman de compositores). Además, la peli tiene un logro casi invisible para la audiencia: crear coherencia narrativa a las historias cortas inconexas originales.

4. Fantasía


Walt Disney siempre estaba obsesionado con experimentos revolucionarios, así que como mínimo teníamos que poner uno de ellos en el top. Disney quería convertir un concierto en una película, de ahí Fantasía, una obra maestra repleta de grandes momentos. Desde el mítico “El aprendiz de brujo” con Mickey hasta el final con el temible Chernabog en “La noche en la montaña pelada”. La peli es eso, un desfile de imágenes y músicas, una combinación ecléctica hecha para ser admirada, contemplada. Que en su fecha de estreno no tuviera su éxito merecido fue toda una tragedia.

3. El rey león


¿Por qué una película que nadie en Disney quería hacer, y que muchos la tildaban de “Bambi pero con leones” ha acabado siendo uno de los grandes clásicos de la animación? Por la humanidad y universalidad de sus temas principales: las relaciones entre padres e hijos, la eterna lucha contra el destino, lo que significa madurar y aceptar quiénes somos… Todas estas mega-complejidades se cuentan de maravilla en una fábula entrañable, épica y divertida de menos de 90 minutos de duración. Toda una proeza.

2. La bella y la bestia


La única prueba que necesitamos sobre la maravilla que es La bella y la bestia fue lo que ocurrió cuando Disney decidió pre-estrenarla en el New York Film Festival, utilizando una versión inacabada. La película, pese a su estado inacabado, logró lo imposible: hacer levantar a los críticos, que empezaron a aplaudir y a silbar. Y no olvidemos que es la primera película de animación en ser nominada a Mejor Película en los Oscar. ¿Su secreto? Ser un gran musical (cuya adaptación en Broadway sigue siendo un éxito) repleto de personajes carismáticos y complejos.

1. Pinocho


Con Blancanieves, Disney inauguró el mundo de los largometrajes de animación. Con Pinocho, el estudio no sólo elevó el listón sino que marcó las bases para las próximas películas. A nivel narrativo tenemos una historia más compleja que la anterior, un cuento de hadas con una moraleja profunda que se pregunta qué es ser humano y qué responsabilidades morales conlleva. A nivel artístico, tenemos una mejora brutal con respecto a Blancanieves: juegos de cámaras, escenarios enormes y variados, una animación más rica en expresividad realista. Las aventuras de la marioneta que quería ser un niño de verdad calaron tan hondo que La estrella azul se convirtió rápidamente en el himno archi-reconocido de Disney.

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios