10 cosas que jamás admitirás que haces con tus apps

El smartphone y la tablet son dos de los amores más importantes de nuestra vida. Estamos tan acostumbrados a llevar siempre miles de apps en el bolsillo que difícilmente podríamos imaginar un mundo sin ellas. Mapas, correo electrónico, cámara de fotos, redes sociales, video on-demand… ¡las tienes todas instaladas! Y aunque te gusta presumir de las más populares, también hay otras que prefieres mantener en el anonimato.

Seamos sinceros, todos nos hemos bajado alguna vez apps ridículas como la que traduce los maullidos de tu gato (Whizkers), la que permite saber si un melón está maduro antes de comprarlo (Melon Meter) o  el radar para descubrir fantasmas (Ghost Radar). ¡Pero esto es tan sólo una ínfima parte de todas las tonterías que hacemos utilizando apps! Aquí te dejamos una lista con las 10 actividades que nosotros, obviamente, jamás hemos hecho.

1. Intentar sacarte un selfie sin que nadie te vea

Estamos completamente seguros de que jamás te has visto en el espejo de un baño público, no has pensado que estás estupend@ y obviamente, no has querido subir tu foto a Instagram. ¡Por supuesto que no! Eso tan sólo lo hacen los ególatras y presumidos. Tú no eres así… hasta que el baño queda absolutamente vacío y consigues sacarte ese ansiado selfie.

2. Hacer ver que no has leído un mensaje de WhatsApp

WhatsApp es una aplicación maravillosa que te permite hablar con todo el mundo sin necesidad de gastarte ni un céntimo, pero en ocasiones puede resultar frustrante por su falta de privacidad. Los amigos cansinos, los grupos de antiguos compañeros de colegio o una mamá preocupada por saber si comes bien todos los días son una pequeña parte de la fauna que te ahí te espera. Y por supuesto, todos cronometran el tiempo que tardas en responder sus mensajes cuando ven que los has leído. Pero seguro que tú jamás activarías los mensajes emergentes para esquivar el doble check azul. ¿Verdad?

3. Decir que estás ocupado mientras juegas a Angry Birds

Parece que todo el mundo forma parte de un extraño complot para molestarte justo cuando has cargado esa app tan divertida. Pero ¿quién no ha contado alguna vez esa mentira piadosa en la que aseguras estar solventado un asunto de empresa consistente en lanzar pajarracos contra cabezas de cerdo? El que esté libre de pecado, que tire el primer angry bird.

4. Abrir una cuenta falsa en Facebook para enviarte vidas de CandyCrush Saga

Los juegos de la desarrolladora King son una auténtica delicia para matar el tiempo. Candy Crush Saga, Pet Rescue Saga, Farm Heroes Saga, Papa Pear Saga, Diamond Digger Saga, Alphabetty Saga, Saga Saga… todos vician tanto que es normal frustrarse al tener que esperar 30 largos segundos para seguir jugando. Así que no te avergüences de ello y admítelo: muchos de tus supuestos amigos en Facebook son cuentas falsas que has creado para enviarte vidas al Candy Crush.

5. Descargar apps inútiles y borrarlas al momento

Las tiendas de Android y Apple tienen miles de aplicaciones que la mayoría de veces no sirven para nada. ¿Qué será lo que hace que estas apps inútiles nos resulten tan atractivas? Aplicaciones como el simulador de pantalla rota (Broken Screen), el podómetro que mide cuánto viajas en el tiempo según tu velocidad (Einstein’s pedometer) o el app para explotar burbujitas virtuales (Always Bubble Wrap) son una pequeña selección de una lista de tonterías francamente interminable. Sin saber por qué, siempre terminamos probándolas todas.

6. Estar en el salón de tu casa frente a la tele y utilizar un app para verla desde la tablet

Tienes una enorme Smart TV con tecnología 3D y sin embargo te sientas en el sofá y te pones a ver la televisión con el smartphone o la tablet. Y es que ver la tele desde una pantallita en miniatura tiene un encanto especial del que carece el televisor.

7. Crear una cuenta falsa en una app de citas para ver quién está apuntado

El ser humano es cotilla por naturaleza y resulta frustrante no poder consultar qué usuarios utilizan esas apps de ligue tan graciosas que anuncian por la tele. Seguro que jamás has pensado en crear una cuenta falsa para ver si algún amigo o compañero del trabajo está buscando pareja por internet.

8. Ir a un restaurante y pasar más tiempo twitteando el menú que comiéndolo

Por fin puedes permitirte ir a ese restaurante tan caro y por supuesto, no piensas desaprovechar la oportunidad de comunicarle al mundo entero lo que estás comiendo. De hecho, pedirás los platos más bonitos de la carta aunque no te gusten y no pienses probarlos. ¡No puedes decepcionar a tus seguidores en Twitter!

9. Fingir que vas a borrar un app sólo para ver cómo tiemblan

Tras un día complicado y lleno de contratiempos, nada mejor para relajarse que amenazar de muerte a tus apps.  Mantén pulsada la pantalla y mira cómo tiemblan esperando a que elijas al sacrificio de día. ¡Pero si era sólo una broma! Cómo podían pensar esas pequeñas e inocentes aplicaciones que te ibas a librar de ellas.

10.- Instalar cientos de apps para hacer ejercicio y no utilizar ni una

Seguro que este año te has propuesto perder esos kilillos de más y empezar a vivir una vida mucho más saludable. Para conseguir tu objetivo has bajado todas las apps que cuentan tu ingesta calórica y te sugieren divertidas sesiones de cardio para tonificar tu cuerpo serrano. El problema es que nunca te animas a utilizarlas pero eres demasiado orgulloso como para borrarlas. Quien sabe, a lo mejor las utilizarás mañana… o pasado.

Sabemos perfectamente que tú no eres así, que jamás harías nada de lo que hemos escrito en esta lista. Pero… ¿Qué otras tonterías haces con las apps de tu móvil?

Cargando comentarios

Últimos artículos